Tema de la semana: Presencia d…

Tema de la semana: Presencia de marca, reflexión y cierre de…

EthicalBrands.com cierra el ciclo y reflexiona sobre la presencia de marca durante navidad y el 2015,… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
2015: Año gris para las marcas…

2015: Año gris para las marcas guatemaltecas

Elizabeth Rojas critica las estrategias conservadoras de muchas marcas e incita a la interacción con el con… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Cara a Cara: Presencia de marc…

Cara a Cara: Presencia de marca, reflexión y cierre de ciclo

Zully de la Roca y Luis Fernando Alejos reflexionan sobre la presencia de las marcas y la relación que tenem… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Inicio » Expertos » Responsabilidad social empresarial, se vale soñar o ¿se vale soñar?
phe-funchal

Responsabilidad social empresarial, se vale soñar o ¿se vale soñar?

Debate

Responsabilidad social empresarial, se vale soñar o ¿se vale soñar?

Denise Phé-Funchal  cuestiona el espectro de la Responsabilidad Social Empresarial y su prevalencia como tarjeta de presentación corporativa.

phe-funchal

Denise Phé-Funchal - Escritora

Denise Phé-Funchal - Escritora

Escritora, socióloga y docente universitaria. Ha publicado la novela Las Flores (F&G Editores, 2007), el poemario Manual del Mundo Paraíso (Catafixia Editores, 2010), el libro de cuentos Buenas Costumbres (F&G Editores, 2011) y la novela Ana sonríe (F&G Editores, 2015). Algunos de sus cuentos han sido publicados en antologías y revistas en Guatemala, Argentina, El Salvador, Nicaragua, Estados Unidos, México y Alemania.

Writer, sociologist, and professor. She has published the novel Las Flores (F&G Editores, 2007), the collection of poems Manual del Mundo Paraíso (Catafixia Editores, 2010), a book of short stories Buenas Costumbres (F&G Editores, 2011) and the novel Ana sonríe (F&G Editores, 2015). Some of her stories have been published in Guatemala, Argentia, El Salvador, Nicaragua, United States, Mexico, and Germany.

Cuando me pidieron un texto sobre este tema no pude evitar preguntar si ese tipo de práctica existe en el país. Mi interlocutor me dijo que conocía de un par de empresas que sí la aplican pero que no necesariamente tenía que escribir sobre lo que pasa en el país.

Inevitablemente busqué información. Primero, una definición sobre qué se supone que implica la responsabilidad social empresarial –RSE- para contrastarla con la idea que yo tenía sobre el tema. De manera general, las definiciones de distintas fuentes hacen referencia a la integración de lo económico, lo social y lo medioambiental, pero también se habla de ética, de acción social, de mejora de la imagen corporativa, de compromiso y de una contribución al desarrollo de las comunidades.

Qué lindo –pensé–, ¿cuántas de las empresas de Guate se supone que cumplen  con algo parecido a la ética, la acción social, el cuidado del medio ambiente y todas esas cosas? –fue mi siguiente pregunta. Recordé que quien me había solicitado este texto, mencionó que un par de empresas realmente lo aplican en el país y que lo hacen a través de condiciones laborales dignas y de manejo adecuado de los desechos de la producción.

Decidí preguntarle a San Google y en realidad me sorprendió encontrar una buena cantidad de entradas bajo la búsqueda de “responsabilidad empresarial en Guatemala”, poco más de diez mil entradas aparecen si esas palabras se ponen entrecomilladas y poco más de cuarenta y cinco mil si no se usan las comillas. Comencé a explorar los enlaces y encontré que en estas latitudes la responsabilidad social empresarial se reduce en muchos casos a la financiación de equipo para escuelas, en cubrir algunos costos de un centro de salud para trabajadores, en apoyar a mujeres empresarias, en contratar mujeres en las empresas, en promover la lactancia materna, en sembrar arbolitos y la lista de acciones -que puede pensarse furtivas o muy, muy, muy localizadas- puede seguir y seguir.

El concepto previo que tenía no estaba tan lejos de las definiciones: condiciones laborales justas y cuidado del medio ambiente eran los dos ejes de mi conceptualización de la RSE y al ver la lista de empresas –hagan ustedes mismos el ejercicio de búsqueda– aparecieron en la entradas los nombres de empresas que han sido señaladas por contaminación o por no contar con condiciones de seguridad idóneas para sus trabajadores.

Esto me provocó una especie de enojo, ese que se da cuando uno siente que le han tomado el pelo y que quieren seguir haciéndolo. Recordé entonces que algo constante en las definiciones es que la RSE debe ser rentable, autosostenible, autofinanciable, algún tipo de provecho deben sacar la empresas con los programas y acciones socialmente responsables y entonces pensé en aquello de la imagen corporativa, de la mejor de la misma, de tener una faceta que pueda hacer pensar en que a pesar de que ganan millones, que los empleados no tienen las mejores e ideales condiciones de trabajo, que son explotados, estas empresas “hacen algo” por el país.

“Hacer algo por el país” puede traducirse muchas veces en esa práctica de lavado de conciencias a través de la compra de un número de lotería para salvar gente –mejor si son niños– con una enfermedad mortal o casi mortal, o para ayudar a un asilo de ancianos, o para equipar con computadoras –fuentes de desarrollo– a las escuelas más pobres, para darles clases de inglés y que así puedan optar por empleos en call centers y bueno, la lista sigue.

¿Responsabilidad social empresarial? ¿En Guatemala? En los resultados de la búsqueda aparecían también –afortunadamente- artículos sobre lo que algunas de estas empresas obtienen: reducción de impuestos y poco control sobre la contaminación que generan y sobre las verdaderas condiciones laborales en sus plantas de producción.

¿Responsabilidad social empresarial en Guatemala? ¿Es posible? Seguramente sí, seguro que sería una buena idea que las empresas cuidaran a sus trabajadores, que les dieran todas las prestaciones, que también cuidaran el ambiente, que redujeran al máximo la contaminación… Se vale soñar ¿o no? ¿o la cualidad de llamarada de tuza en la indignación y preocupación ciudadana nos impide soñar?   

 

Le podría interesar

letona2

Crear un negocio fuerte y construir un mundo mejor

Patricia Letona habla sobre marcas entre el bien de la marca y el bien común. Patricia Letona – …

Deja un comentario