Tema de la semana: Presencia d…

Tema de la semana: Presencia de marca, reflexión y cierre de…

EthicalBrands.com cierra el ciclo y reflexiona sobre la presencia de marca durante navidad y el 2015,… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
2015: Año gris para las marcas…

2015: Año gris para las marcas guatemaltecas

Elizabeth Rojas critica las estrategias conservadoras de muchas marcas e incita a la interacción con el con… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Cara a Cara: Presencia de marc…

Cara a Cara: Presencia de marca, reflexión y cierre de ciclo

Zully de la Roca y Luis Fernando Alejos reflexionan sobre la presencia de las marcas y la relación que tenem… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Inicio » Expertos » Super marcas en el siglo XXI y su responsabilidad
LES

Super marcas en el siglo XXI y su responsabilidad

Debate

Luis Enrique Solórzano discute cómo las súper marcas pueden mantener su longevidad en un mundo de innovación y volatilidad.

lesolorzano

Luis Enrique Solórzano - CEO en The Purpose

Luis Enrique Solórzano - CEO en The Purpose

Curioso en mega-tendencias para un mundo mejor. 30+ años en entornos de empresas familiares y exigencias de retos corporativos le desarrollan fortalezas para el volátil mundo actual. Multiculturalidad y operaciones cros-funcionales [Latam-Caribe] en consumo masivo y alta dirección corporativa multimedios, crean sensibilidad y empatía comunicacional desde perspectivas marca-anunciante, medio y consumidor.

Desarrollos en PepsiCo desde productos y marcas hasta lanzamiento de mercados, requieren además de marketing, diseño e implantación de redes de producción, logística y distribución; con un set de habilidades para conseguir que las cosas sucedan y entendimiento de la importancia de una efectiva comunicación.

Dirigir desde la alta dirección en los medios, suma a la necesidad de consecución de objetivos comerciales, la responsabilidad de comunicar ética y visionariamente en actividades que afectan el desarrollo mismo de los pueblos.

Desde 2013 Luis Enrique se vuelca a actividades de desarrollo sostenible, así como al estudio de mega-tendencias en sostenibilidad, nuevas tecnologías y su impacto en el cambio de las industrias, actividades económicas, manejo de organizaciones y la necesidad de cambio cultural, hacia prácticas más éticas y sostenibles.

 

Súper marcas en el siglo XXI y su responsabilidad

Durante el siglo XX vimos marcas que en atención a los productos que representaban e identificaban, pudieron crecer y mantenerse por décadas y hasta trascender siglos.

En los productos que han identificado y representado, han compartido satisfactores para necesidades tan inherentes al ser humano como alimentación, transportación, entretenimiento.  Sin embargo, dentro de los productos y las marcas ha habido ganadores, perdedores y entre los ganadores ha habido súper marcas.

Las súper marcas han sabido entre sus cualidades al representar a un producto, y a veces hasta crear corporaciones, ir más allá de la calidad y cualidad que satisfacían las necesidades de los consumidores.  Las marcas han debido ser consistentes y capaces de crear confianza en el mediano y largo plazo.  Vínculos fuertes se crearon a través de esta práctica.There

Hoy vemos otras nuevas marcas que toman conocimiento y presencia en el día a día de sus consumidores, y del mundo en general.

No pensábamos 50 años atrás como humanidad o comunidad en marcas tan dominantes y ubicuas, prestadoras de servicios.  Hoy, marcas intangibles como un buscador en internet, un facilitador de tareas en entornos electrónicos, un lugar virtual de convergencia y comunicación, ya no se conciben como lo que son o hacen, sino que asignamos nombres y hasta verbos basados en las marcas dominantes. Gugleamos, nos vemos en el fais, windows ya no son las ventanas de antes sino ventanas a mundos que antes no existían.

Dentro de todo esto, las súper marcas ya no son el refresco más famoso que conoce casi toda la humanidad ni los carros con el apellido de quién los popularizó.  Sigue habiendo en este mundo de satisfactores grandes marcas, que no solo han sido grandes sino que encontraron durante el siglo XX su fórmula de sostenibilidad.  Las tecnologías de los productos que representan y el entorno en donde les toca servir no solo les requieren pensar y reinventar nuevas tácticas y visiones para su sostenibilidad y supervivencia, sino que también las ha relegado de ser las súper marcas a unas grandes marcas de menor peso contra las dominantes del momento.

Ahora bien, las súper marcas basadas principalmente en servicios de uso diario con raíces tecnológicas e innovadoras, tienen dos responsabilidades primordiales:

  1. Hacia su corporación y sus accionistas, para que la grandeza y magnitud de lo que son no sea efímero o una mera burbuja, sino una nueva forma de hacer las cosas en un modelo sostenible.
  2. Hacia su comunidad, para lograr la sostenibilidad y éxito de largo plazo propio, pero también para compartir bienestar entre sus proveedores, clientes y lugar donde se desenvuelven en un mundo de súper-consumos, sobregirado y de recursos finitos.

Una nueva era marcada por una mega-tendencia de sostenibilidad, necesaria en este mundo saturado, permitirá que las súper marcas puedan tener una longevidad y permanencia, en donde la innovación y volatilidad del entorno es la constante.

Dentro de ese entorno, desde la corporación y su propósito, hasta el producto y sus cualidades de satisfacción de necesidades actuales y futuras, pasarán invariablemente por la dinámica que las marcas realizan en la creación de vínculos entre dicha corporación y su comunidad.

Si las marcas dentro de su rol en el mundo social y económico no toman la responsabilidad hacia lo interno de su organización y hacia el finito y sobregirado mundo en su entorno, no tendrán entorno en donde operar.  Las súper marcas en su visión más comprehensiva y de largo plazo son las dueñas de su propia grandeza, longevidad y destino.

Le podría interesar

letona2

Crear un negocio fuerte y construir un mundo mejor

Patricia Letona habla sobre marcas entre el bien de la marca y el bien común. Patricia Letona – …

Deja un comentario