Tema de la semana: Presencia d…

Tema de la semana: Presencia de marca, reflexión y cierre de…

EthicalBrands.com cierra el ciclo y reflexiona sobre la presencia de marca durante navidad y el 2015,… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
2015: Año gris para las marcas…

2015: Año gris para las marcas guatemaltecas

Elizabeth Rojas critica las estrategias conservadoras de muchas marcas e incita a la interacción con el con… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Cara a Cara: Presencia de marc…

Cara a Cara: Presencia de marca, reflexión y cierre de ciclo

Zully de la Roca y Luis Fernando Alejos reflexionan sobre la presencia de las marcas y la relación que tenem… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Inicio » Cara a cara » Una nueva era sostenible
cara-a-cara-18

Una nueva era sostenible

Debate

Dayrin Ortiz, Paulina Maldonado y Marcela Porta hablan sobre ejemplos de compañías y marcas que valoran la sostenibilidad. 

ortiz

Dayrin Ortiz y Paulina Maldonado son dos empresarias innovadoras en la moda con una propuesta llamada 13 Baktun, la cual pretende crear un modelo que sea capaz de generar una fuente de ingreso para las comunidades rurales, produciendo diseños de moda en telas tradicionales típicas. Utiliza en toda su linea de producción recursos locales guatemaltecos y de los mejores estándares de calidad, para dar origen a una linea de moda que al mismo tiempo genera miniempresas rurales, con miras a facilitar una mejor situación económica, calidad de vida y (lo más importante) formación de agentes de cambio en comunidades, generando una fuente de ingreso independiente y sostenible para familias guatemaltecas.

Una nueva era sostenible en la moda

Por Dayrin Ortiz

Para 13 Baktun la artesanía guatemalteca refleja la más genuina expresión de sus habitantes, quienes, por medio de sus dotadas habilidades y vocación, han encontrado en el tejido la forma de plasmar una historia, entrelazando hilos de los más hermosos colores, para dar vida a diversos textiles típicos con patrones únicos e irreproducibles.

Esta ha sido la inspiración que ha llevado a 13 Baktun a elaborar prendas de alta costura, fusionando este legado de arte vivo tradicional con diseños de moda actual, para dar lugar a una nueva era en la moda.

Somos un equipo de artesanos creativos queriendo marcar una diferencia entre la ropa de consumo y la ropa con valor agregado, y nos hemos unido para crear una marca que diseña y comercializa un nuevo concepto en ropa y accesorios.

Nuestra misión es crear un negocio sostenible en comunidades rurales que generen fuentes locales de ingresos, valorando la cultura ancestral.

Se ha evidenciado que cuando las comunidades rurales tienen oportunidad de conectarse con mercados urbanos, una mejor y nueva forma de distribución de ingresos se genera, y la economía de las comunidades rurales se ve beneficiada.

Queremos agregar valor y moda a los productos artesanales tradicionales guatemaltecos, y generar fuentes de ingreso a artesanos para empoderar e independizar su economía.

porta

Marcela Porta - Catedrática y decano de la Facultad de Administración de la Universidad Galileo

Marcela Porta - Catedrática y decano de la Facultad de Administración de la Universidad Galileo

Marcela Porta es doctora en Economía graduada del Instituto Nacional de Telecomunicaciones de Francia, su investigación está dirigida a analizar las consecuencias económicas producto de cambios sociales en la producción de bienes y servicios. Actualmente, es decano de la Facultad de Administración de la Universidad Galileo y, relacionado con esta publicación, catedrática de los cursos de Economía y Política para estudiantes de licenciatura y postgrado. Sus estudios sobre la educación relacionada a la administración y la economía, le han valido algunas publicaciones internacionales.

Ética en la sostenibilidad de las marcas 

Por Marcela Porta

Es difícil identificar una marca “éticamente sostenible” y separarla de una que no lo es. Diremos que las marcas que sí pertenecen a esta categoría son aquellas que pueden mantenerse por sí mismas y sin intervención externa (sostenibles), preocupándose por otros factores adicionales al de desarrollo individual y respetando lineamientos existentes (ética). Por otro lado, las que presentan falta de ética buscarán encontrar por medios poco morales una sostenibilidad que no tendrían si no fuera por estos actos de poca ética.

Como ejemplo superficial, podría hablar del caso de una marca de jabón (omitiré marca) que en lugar de presentar un precio atractivo por productos ecológicos, vende el ecológico más caro que el tradicional. Al preguntar en el supermercado la razón de este fenómeno, la respuesta fue que la iniciativa ecológica debía venir del consumidor. En este caso la sostenibilidad de la marca depende del cliente pero la imagen consciente se le atribuye a la marca. A partir de aquí también existe subjetividad para considerar este acto como ético o no.  

Se me ocurre aprovechar este espacio para comparar la reciente denuncia del Centro de Acción Legal Ambiental y Social (CALAS) en contra de la Mina San Rafael por el otorgamiento de una licencia de explotación minera para un proyecto en Santa Rosa, que se realizó sin tomar en cuenta la opinión de los pobladores. Ahora, si bien esta mina obtuvo esta licencia sin consulta, su iniciativa contribuye con la oferta laboral y el desarrollo de esta región. Entonces también es subjetivo de juzgar ético o no.

En mi opinión sería mejor que CALAS ayudara a la mina a cumplir con los reglamentos necesarios sin intentar tan afanosamente cerrarla, al menos por el bien de las personas que allí trabajan. Creo que CALAS no puede ofrecer estas condiciones de trabajo a las personas que se verían desempleadas y que además les provee de muchos beneficios resultado de este trabajo, sin mencionar el desarrollo nacional que sus operaciones representan. Al ser CALAS una organización que trabaja para el desarrollo sostenible, sería más ético fomentar el desarrollo que eliminar a los entes que intervengan en él.  

Cerca de mi casa también han construido un centro comercial y nadie me ha preguntado si estoy de acuerdo. Aunque yo me enoje, en realidad la gente lo está aprovechando y este aprovechamiento representa un desarrollo rural adecuado para el sector. La ventaja de la iniciativa privada es favorecer a una población demandante, a pesar que no todos estemos a favor. En el caso anterior este empecinamiento de CALAS por privar a la población de desarrollo pone en duda, al menos para mí, su ética para ser sostenible o ¿por qué necesita tan desesperadamente cerrar esta mina?

Le podría interesar

cara-a-cara-34

La política del amplificador

Lourdes López y Alejandro Marré hablan sobre las marcas entre el bien de la marca y …

Deja un comentario