Tema de la semana: Presencia d…

Tema de la semana: Presencia de marca, reflexión y cierre de…

EthicalBrands.com cierra el ciclo y reflexiona sobre la presencia de marca durante navidad y el 2015,… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
2015: Año gris para las marcas…

2015: Año gris para las marcas guatemaltecas

Elizabeth Rojas critica las estrategias conservadoras de muchas marcas e incita a la interacción con el con… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Cara a Cara: Presencia de marc…

Cara a Cara: Presencia de marca, reflexión y cierre de ciclo

Zully de la Roca y Luis Fernando Alejos reflexionan sobre la presencia de las marcas y la relación que tenem… Read More
lucysolorzano 2 años ago
 
Inicio » Opinión » Y qué tal el ambiente ¿?
Monsanto corn fields

Y qué tal el ambiente ¿?

24/09/2015

Por Luis Enrique Solórzano

Una semi-pregunta muy coloquial, con intención de ser discreto o políticamente correcto ha sido: ¿Y qué tal el ambiente…?  Sin saber si habrá o no respuesta, si habrá silencio total, evasivas y salidas por la tangente, pareciera no ser una indagación y si un rompe-hielo no agresivo ni invasivo ni incorrecto.

Sin embargo, si le preguntamos a algún personaje político con barbas en remojo: ¿Y qué tal el ambiente?, las 5 palabras previas con o sin signos de interrogación pueden sonar a burla o insulto.  Si le preguntamos a científicos y activistas del tema del cambio climático, la respuesta inmediata podrá ser una simple palabra: Colapsado.  Ya no hay diplomáticos términos como “Global Warming”, porque de eso ya no hay nada.

Ambiente ya no es solo sinónimo de cómo se siente el entorno en cualquier situación o temática;  ya no es parte de la incorrecta expresión “medioambiente” ni es la identidad o integrador para protestas.

Ambiente es una palabra presente entre niños en sus dibujos animados, videojuegos, películas y en su crecimiento por la adolescencia hacia su juventud y madurez.  Una palabra que nos exhorta a todos a no volver la vista hacia otro lado cuando se hable del tema.

Nuestro ambiente colapsa a pasos agigantados. La concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera tiene un impacto sobre muchos desequilibrios en el planeta, tal como lo hemos conocido y donde sabemos vivir. Ambiente es ese término que nos recuerda lo mal que hemos administrado recursos naturales o cómo hemos echado a perder cuerpos de agua, fuente de vida para todo ser vivo.  Nos recuerda de la biodiversidad, del manejo de residuos, de deforestaciones y degradaciones forestales y de las acidificaciones del océano.  Hay pocos lugares donde una pregunta ahora más profunda y trascendental no nos recuerde y haga recapacitar sobre la expresión: ¿y cómo está el ambiente?

Escándalos a nivel mundial nos decepcionan y destruyen la admiración, prestigio y cariño que se pueda tener hacia una marca.  El sofisticado sistema diseñado, implantado y aprovechado por Volkswagen para hacer trampa y engañar es perverso, sumamente perverso.  No es error técnico ni una suma accidental de confusiones ni un individuo perverso dentro de una legal y ética corporación.  Es un premeditado y sofisticado artefacto para engañar a autoridades de gobiernos y a confiados compradores.

Un acto premeditado para que usuarios de vehículos conduzcan emisores de Óxidos nitrosos, compuestos casi 300 veces de mayor impacto cuando se compara con la misma masa producida de CO2 (dióxido de carbono).  El CEO saliente deja atrás el problema, llevando consigo liquidaciones y un plan de retiro por sus últimas brillantes intervenciones en beneficio de los intereses de la compañía.  La pregunta entonces: ¿Quién es la mente creadora, desarrolladora, permisiva e implantadora de este nefasto invento?

Ética, transparencia y autenticidad son hoy más necesarias que nunca.  Vivimos en un mundo sobregirado de recursos relativamente más escasos y de inescrupulosos seres pensando en intereses individuales por encima del bienestar común, que al final también termina perjudicando a estos egoístas actores.

El ambiente ya no es una palabra efímera y de poca consideración.  El ambiente es ese tema importante que debemos preocuparnos por entender y trabajar para mejorarlo con responsabilidad directa y no destruirlo con alevosa premeditación.  Cuando por ahorrar unos centavos contaminamos aguas, tierras y aires, estaremos siendo premeditadamente perversos en el afán de una rentabilidad a costa de nuestro propio beneficio, como ciudadanos de un mundo que ayudamos aceleradamente a colapsar.

En la compañía que usted dirige o donde colabora y se le solicita actuar: ¿Qué tal con el ambiente?

Le podría interesar

Jimmy Morales remix por Luis Alejos foto Santiago Billy

Bulletlist: Elegir celdas como habitaciones de hotel

30/12/2015 Por Luis Fernando Alejos Temo por los cuatro años que enfrenta el país en …

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: